loading

Navidad y fin de año, tiempo de familia


Para nadie es un secreto que el 2021  fue un año lleno de pruebas y obstáculos, que nos permitieron  ser mejores personas en cualquier área de la vida. Aun así hay que dejar en el olvido los sentimientos de culpabilidad y decir a los “cuatro vientos” con voz alta, que se acabe lo más rápido posible.

Además, que lamentablemente muchas personas tienen en su mente, que las dos últimas semanas de esta época tan especial son instantes de agobio o depresión, por los factores de una enfermedad, las deudas, el desempleo, la soltería, presión familiar o la tristeza de unos padres por no tener la manera de comprarle un regalo a sus hijos.   

Sin embargo, también hay que recordar los momentos positivos de poder entender que muchas veces la felicidad está en los aspectos más pequeños, como el compartir en familia un almuerzo, salir a un parque con los amigos, jugar fútbol o como me pasó personalmente a mí que pude ganarle la batalla al virus del COVID-19.

De todas maneras, todos los seres humanos tenemos la libertad de elegir cómo queremos estar, por eso en esta oportunidad mi invitación es a que sean en el 2022 respetuosos, amables, educados, felices, comprensivos, amorosos, solidarios y sin nada de egos porque así Dios, se los recompensará con múltiples bendiciones en el futuro. Finalmente recuerde, que un año puede cambiar por factores externos, pero la decisión de mejorar en la vida depende de cada uno de nosotros.

Columnista: Sebastián López Alzate

Entretenimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *